The views expressed in Economy Matters are not necessarily those of the Federal Reserve Bank of Atlanta or the Federal Reserve System.

Editor's note: Throughout Economy Matters, "Southeast" refers to the six states that, in whole or in part, make up the Sixth Federal Reserve District: Alabama, Florida, Georgia, Louisiana, Mississippi, and Tennessee.

Orientación Financiera del Fed de Atlanta: preparación financiera

September 1, 2021

first aid kit with nonperishable items

Editor’s note: This article is also available in English.

Las emergencias financieras pueden presentarse de diferentes formas: desastres naturales, enfermedades, lesiones, la perdida de un miembro de familia, pérdida del trabajo y más. La pandemia trajo consigo gastos inesperados adicionales y un período prolongado de incertidumbre. Aunque el Mes Nacional de la Preparación de septiembre promueve la planificación de desastres naturales, también brinda la oportunidad de utilizar las lecciones aprendidas de las experiencias pandémicas para profundizar en la preparación financiera.

  • Preparación financiera y para emergencias: las herramientas de preparación financiera proporcionan una buena base para prepararse para una variedad de emergencias. La recopilación de documentos médicos, financieros y personales críticos puede ser una parte clave para estar preparado cuando ocurre un desastre.
  • Disrupción de los ingresos: durante la pandemia, algunas personas han experimentado pérdidas de empleo prolongadas, a veces múltiples personas en el mismo hogar. Tradicionalmente, un fondo de emergencia de tres a seis meses de gastos de manutención ha sido una regla general, pero según las experiencias relacionadas con la pandemia, es posible que las familias deban considerar si esta sigue siendo la cantidad correcta o si necesitan guardar más fondos como parte del plan de recuperación financiera.
  • Acceso a recursos: durante el último año y medio, hemos experimentado escasez de suministro, cierres de negocios y reducción de horas debido a problemas de personal. La pandemia nos ha hecho repensar qué es esencial y cuánto debemos tener a mano. Para estar preparado, haga algunas compras estratégicas para abastecerse de productos básicos no perecederos y mantenerse dentro de su presupuesto.
  • Acceso digital: debido a la educación virtual, el trabajo remoto, las compras por la pandemia, el deseo de estar en contacto con familiares y amigos y las visitas virtuales al médico, el acceso digital ha pasado de ser una parte agradable a una parte aún más vital de nuestras vidas. El acceso digital puede ser un factor decisivo para los excedentes de datos y el aumento de los gastos. Es posible que esté haciendo malabarismos con su presupuesto y tomando decisiones difíciles para ajustar otros gastos a fin de asegurar su futuro financiero.
  • Dinero: Los pagos electrónicos y sin contacto se convirtieron en el método de pago preferido durante la pandemia. Sin embargo, este método puede haber resultado problemático y costoso para los consumidores no bancarizados. Establecer una relación con una institución financiera puede ayudar a las personas a mantener su dinero seguro y protegido, crear estabilidad financiera y planificar emergencias. Obtenga más información sobre cómo abrir su propia cuenta corriente o de ahorros. Hay recursos disponibles para ayudar a administrar y proteger las finanzas de quienes continúan atravesando dificultades financieras considerables.